Un 17 de diciembre, Luis San Martín fue detenido y hecho desaparecer por agentes de la DINA, viéndolo por última vez en la Venda Sexy… Un 17 de diciembre, Carlos Sánchez fue detenido y hecho desaparecer por agentes del Comando Conjunto… Un 17 de diciembre, Iván Quinteros fue asesinado por funcionarios de la CNI… Un 17 de diciembre, Jorge Alano falleció productos de las torturas recibidas en el Cuartel de Investigaciones de Calama… y pensar que hay un candidato presidencial que quiere volver a éstas prácticas…

  • Luis Dagoberto San Martín Vergara, detenido desaparecido el 17-12-1974, de la región Metropolitana, militante del MIR, 21 años de edad.

 

El 17 de diciembre de 1974 fue detenido en Santiago Luis Dagoberto SAN MARTIN VERGARA, aparentemente vinculado al MIR. El detenido desapareció en poder de la DINA según el testimonio de testigos que dan cuenta de su permanencia en el recinto denominado la Venda Sexy. La Comisión está convencida de que su desaparición fue obra de agentes del Estado, quienes violaron así sus derechos humanos.

 

  • Carlos Enrique Sánchez Cornejo, detenido desaparecido el 17-12-1975, de la región Metropolitana, militante del PC, 59 años de edad.

 

El 17 de diciembre de 1975, en el sector de San Diego, agentes del Comando Conjunto detuvieron al militante comunista Carlos Enrique SANCHEZ CORNEJO, quien fue posteriormente conducido a la Base Aérea de Colina, lugar donde fue visto por varios testigos, y desde el cual se le perdió el rastro. La Comisión está convencida de que su desaparición fue obra de agentes del Estado, quienes violaron así sus derechos humanos.

 

  • Iván Alfredo Quinteros Martínez, asesinado el 17-12-1981, de la región Metropolitana, militante del MIR, 31 años de edad.

 

El 17 de diciembre de 1981, fue abatido Iván Alfredo QUINTEROS MARTINEZ, de 31 años, militante del MIR y comerciante, según la prensa en un enfrentamiento con efectivos de seguridad, frente al N° 437 del callejón Lo Ovalle, a dos cuadras del paradero 17 de la Gran Avenida. De las declaraciones de testigos aparece que la víctima circulaba en bicicleta por el callejón Lo Ovalle, cuando fue embestido por una furgoneta tipo Suzuki conducida por funcionarios de la CNI, quienes lo conminaron a levantarse, lo que Iván Quinteros no pudo hacer cayendo nuevamente a tierra, ocasión en que le dispararon quedando gravemente herido, falleció poco tiempo después. El protocolo de autopsia consigna que la víctima recibió cinco impactos de bala. La Comisión, considerando los antecedentes reunidos, más la militancia de la víctima, la imprecisión del comunicado oficial, el seguimiento de que era objeto por su vinculación con María Cienfuegos y Sergio Flores, muertos días antes, ha llegado a la convicción de que Iván Quinteros fue ejecutado por efectivos de la CNI, considerando su muerte una violación a los derechos humanos de responsabilidad de agentes estatales.

 

  • Jorge Eduardo Alano Contreras, asesinado el 17-12-1982, de la región de Antofagasta, sin militancia, 28 años de edad.

 

Jorge Eduardo Alano Contreras murió ese día a las 18:00 horas en el Cuartel de Investigaciones de Calama, por un paro cardio respiratorio, traumatismo encéfalo craneano cerrado complicado, hemorragia subaracnoidea masiva y contusión occipital, según acredita el Certificado Médico de Defunción suscrito por médico legista. De acuerdo con declaraciones de testigos presenciales, fue detenido junto con dos familiares en la tarde del 17 de diciembre de 1982, por efectivos de la Policía de Investigaciones de Calama, quienes los trasladaron al cuartel de la institución de esa localidad. En la unidad policial, Jorge Alano fue golpeado con puños y pies y con objetos contundentes. Los otros dos detenidos fueron encerrados en una celda, mientras que Alano Contreras continuó en poder de sus aprehensores, quienes lo ingresaron más tarde a un calabozo, donde falleció. Oficialmente se informó que murió por causas naturales en el interior de la referida unidad. En el proceso judicial que investigó su muerte, el médico legista confirmó que en la autopsia se había constatado, junto con la presencia de las lesiones mortales, que Jorge Alano tenía varias costillas fracturadas y que no había evidencias de alcohol en su sangre. Considerando los antecedentes reunidos y la investigación realizada por esta Corporación, el Consejo Superior llegó a la convicción de que la muerte de Jorge Eduardo Alano Contreras se debió a las torturas a que fue sometido durante su detención por parte de agentes del Estado, y lo declaró víctima de violación de derechos humanos.