De todos los que fallecieron un 21 de octubre, el 94% no tenían ningún tipo de Militancia política… represión pura de la dictadura cívivo-militar de Pinochet

  • Guillermo Enrique Abarca Leiva, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 27 años de edad.
  • Miguel Ángel Valdivia Vásquez, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 16 años de edad.
  • Segundo Fernando Valdivia Vásquez, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 20 años de edad.

 

Guillermo Abarca Leiva murió ese día a la 1:00 hora, en la vía pública, por heridas de bala torácico abdominales, según consigna el Certificado Médico de Defunción del Instituto Médico Legal. Guillermo Abarca fue detenido la noche del 20 de octubre de 1973 junto con los hermanos Víctor, Segundo y Miguel Valdivia Vásquez, por efectivos militares que practicaron un operativo en el Campamento Unidad Vecinal, en la actualidad población Cuatro Estrellas, en la comuna de La Cisterna. De acuerdo con lo señalado por familiares, los detenidos fueron trasladados en un camión militar al sector de Bajos de San Agustín, donde fueron ejecutados por los militares; sin embargo, Víctor Valdivia Vásquez logró sobrevivir y herido fue llevado por particulares al Hospital Parroquial de San Bernardo, donde lo visitaron los familiares de las otras víctimas. A ellos les narró los detalles de lo que había sucedido a sus hermanos y a Guillermo Abarca. Dos días después, este testigo sobreviviente fue secuestrado desde el recinto hospitalario por Carabineros y desde esa fecha se encuentra desaparecido. Los tres hermanos Valdivia Vásquez fueron declarados como víctimas de violación de derechos humanos por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación. Considerando los antecedentes reunidos y la investigación realizada, el Consejo Superior de esta Corporación llegó a la convicción de que Guillermo Abarca Leiva fue detenido ilegalmente y, luego, ejecutado al margen de proceso legal por agentes del Estado. Por tal razón, lo declaró víctima de violación de los derechos humanos.

 

  • Sergio Alejandro Alcapia Cienfuego, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 18 años de edad.
  • Juan Carlos Valle Cortés, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 22 años de edad.
  • Juan Osvaldo Ortíz Moraga, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 47 años de edad.

 

Juan Carlos Valle y Sergio Alejandro Alcapia Cienfuego murieron a las 23:00 horas de ese día, en el kilómetro 12 de la Carretera General San Martín, por múltiples heridas de bala cráneo encefálicas con salida de proyectil, según consigna el Certificado Médico de Defunción del Instituto Médico Legal. Juan Osvaldo Ortiz Moraga murió a las 06:00 horas de ese día, en el mismo lugar y por la misma causa, según consigna el Certificado Médico de Defunción del Instituto Médico Legal. Permaneció en calidad de detenido desaparecido hasta 1992, cuando se esclareció que había sido inhumado en calidad «NN masculino» en el Patio Nº 29 del Cementerio General de Santiago. Según testigos presenciales, fueron detenidos en el interior de la población Quinta Bella en la comuna de Recoleta por efectivos de Carabineros pertenecientes a la Quinta Comisaría del sector, mientras realizaban un operativo en el sector. Juan Carlos Valle fue detenido en la vía pública frente a su casa; Sergio Alcapia, a la bajada de un bus de locomoción colectiva; y Juan Ortiz, en el interior de su domicilio. A los familiares de Juan Carlos Valle y Sergio Alcapia les negaron la detención en el recinto policial. Días después, ambas familias encontraron sus cuerpos en el Instituto Médico Legal. A los familiares de Juan Ortiz, un testigo sobreviviente les narró una semana después de la detención que ese mismo día Carabineros los habían trasladado, a ellos dos y a otras personas, hasta un sitio eriazo, donde les dispararon. Según el testigo, a él lo dejaron en libertad y le perdonaron la vida por tener hijos pequeños. Desde esa fecha los familiares de Juan Ortiz ignoraron su paradero. En 1991, en una investigación substanciada en el Tercer Juzgado del Crimen de Santiago, en relación con varios detenidos desaparecidos, se comprobó que el Protocolo de Autopsia Nº3446, atribuido a un «NN masculino», pertenecía a Juan Ortiz; y que sus restos habían sido inhumados, en esa calidad, en el Patio Nº 29 del Cementerio General. Hasta el momento en que el Consejo Superior conoció este caso, sus restos no habían sido ubicados, y, por lo mismo, su defunción no ha podido ser inscrita a su nombre. Considerando los antecedentes reunidos y la investigación realizada por esta Corporación, y estando acreditadas sus detenciones, el Consejo Superior llegó a la convicción de que Sergio Alejandro Alcapia Cienfuego, Juan Osvaldo Ortíz Moraga y a Juan Carlos Valle Cortés fueron ejecutados al margen de proceso legal por agentes del Estado, quienes , con el propósito de ocultar su acción, abandonaron posteriormente sus cuerpos sin identificación en la vía pública. Por tal razón, los declaró víctimas de violación a los derechos humanos.

 

  • Celso Avendaño Alarcón, detenido desaparecido el 21-10-1973, de la región de la Araucanía, sin militancia, 47 años de edad.

 

También fue detenido y trasladado a la Comisaría de Pitrufquén Celso AVENDAÑO ALARCON, 47 años, Presidente del Asentamiento Los Boldos, de actividad mueblista. Su familia habría sido informada posteriormente que había sido trasladado a la Cárcel de Temuco, donde nunca fue encontrado. En los nueve casos que se han referido se han acreditado las detenciones, y no se ha sabido de noticia alguna en las familias o a través de organismos del Estado de ninguno de ellas. Por lo tanto esta Comisión ha llegado a la convicción que fueron forzados a desaparecer por agentes del Estado. Estos hechos constituyen una grave violación de los derechos humanos de estas víctimas.

 

  • José Tomás Beltrán Bizama, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 25 años de edad.
  • Eduardo Antonio Fonseca Castro, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 26 años de edad.

 

La noche del 20 de octubre de 1973, son ejecutadas las siguientes personas: -José Tomás BELTRAN BIZAMA, 25 años, obrero, sin militancia política. -Eduardo Antonio FONSECA CASTRO, 26 años, comerciante ambulante, sin militancia política. -Hernán Anselmo CORTES VELASQUEZ, 22 años, obrero y sin militancia política. Todos ellos fueron detenidos desde sus respectivos domicilios ubicados en el Campamento 18 de Septiembre, sector de Estación Central, en presencia de testigos, por una patrulla de carabineros que se movilizaba en una ambulancia. Los cadáveres de los tres afectados aparecieron abandonados en la mañana siguiente, en un sitio eriazo del camino Lo Errazuriz, en la comuna de Maipú; los cuerpos tenían múltiples héridas de bala cráneo encefálicas con salida de proyectiles, siendo esa la causa de las muertes, conforme aparece en los respectivos protocolos de autopsia. Las circunstancias en que se producen las muertes de Beltrán, Fonseca y Cortés, horas después de sus aprehensiones por efectivos de Carabineros, hacen formarse la convicción a ésta Comisión, que ellos fueron ejecutados por agentes del Estado, en violación a sus derechos esenciales.

 

  • Jaime Jiménez Jiménez, asesinado el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 29 años de edad.

 

El 17 de octubre de 1973 fue detenido Jaime JIMENEZ JIMENEZ, 29 años, obrero, dirigente de la Central Única de Trabajadores (CUT). La detención se produce mientras se desarrollaba un operativo militar efectuado en la población Nuevo Amanecer, siendo trasladado al Regimiento de Puente Alto. En este recinto le informan a la familia que había sido trasladado a la Cárcel Pública, lugar en donde la primera vez reconocen su detención, siendo negado posteriormente los funcionarios de la Cárcel. Posteriormente la esposa fue al Instituto Médico Legal, lugar en donde apareció en una lista, tomando conocimiento que además, había sido inhumado en el Patio 29 del Cementerio General. De acuerdo al Certificado de Defunción la causa de la muerte es «Herida a bala tóraco cardio pulmonar» y que había sido encontrado en la vía pública, el día 21 de Octubre de 1973. La Comisión se formó convicción que Jaime Jiménez, fue ejecutado por agentes del Estado, porque se encontraba bajo su custodia cuando ocurrió, constituyendo una grave violación a su derecho a la vida.

 

  • Luis René Lobos Gutiérrez, detenido desaparecido el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 25 años de edad.
  • Carlos Germán Maldonado Torres, detenido desaparecido el 21-10-1973, de la región Metropolitana, sin militancia, 41 años de edad.

 

El 21 de octubre de 1973 desaparecen, -Luis René LOBOS GUTIERREZ, 25 años y -Carlos Germán MALDONADO TORRES, 41 años, ambos obreros agrícolas. Ese día fueron denunciados por civiles ante personal militar por haberlos supuestamente amenazado. Esos mismos civiles, junto con los militares, concurrieron al lugar donde se encontraban los afectados y procedieron a detenerlos ante testigos. Los condujeron al Cuartel de Malloco, pero allí no se aceptó su ingreso, atendiendo a que los hechos en que se los implicaban habían sucedido fuera del territorio de esa unidad y que a juicio del oficial a cargo no ameritaban mantenerlos privados de libertad, siendo entonces devueltos a sus captores. Desde ese momentos no se tienen mas noticias de las víctimas. La Comisión se formó convicción de que Luis Lobos y Carlos Maldonado desaparecieron en poder de sus captores, agentes estatales que habrían actuado con abuso de poder, en consideración a que se encuentran acreditadas las detenciones; en el proceso judicial consta que Carabineros no aceptó mantener detenidos a los afectados y los entregó a los militares; estos no recuperaron posteriormente su libertad, desconociéndose su paradero desde esa fecha, habiéndose podido comprobar que no han realizado gestiones ante organismos públicos desde entonces, ni salido del país, ni se acercaron a sus familiares.

 

  • Gerardo Francisco Poblete Fernández, asesinado el 21-10-1973, de la región de Tarapacá, sin militancia, 31 años de edad.

 

El 21 de octubre de 1973 fallece Gerardo POBLETE FERNANDEZ, 31 años, sacerdote salesiano, profesor de Filosofía del Colegio de la Orden en Iquique. El Departamento de Relaciones Públicas de la Zona de Estado de Sitio de la Provincia de Tarapacá, publicó en la edición de 25 de octubre de 1973, del periódico «El Tarapacá», la siguiente información: «El domingo 21 de octubre de 1973 a las 17:20 horas y ante una denuncia de que existía gente en actitud sospechosa en la parte alta del Colegio Don Bosco, carabineros procedió a revisar el lugar haciendo a su vez un allanamiento del recinto. En el registro se encontró en el dormitorio del padre Poblete, numerosa literatura marxista, armas contundentes y alguna munición motivo por el cual se llevó detenidos a Gerardo Poblete Fernández, sacerdote y a Ricardo Francisco Salgado Torres, empleado, ambos profesores de ese colegio. Frente a la Prefectura de Carabineros y al bajar del furgón que los conducía el padre Poblete que iba esposado resbaló en la pisadera cayendo pesadamente al pavimento, sin consecuencias iniciales aparentes, por lo que fue conducido al interior de la Comisaría donde se le mantuvo en un calabozo mientras se interrogaba a Salgado. A las 19:50 horas del mismo día se le fue a buscar al calabozo para ser interrogado, encontrándosele inconsciente. Fue conducido a la enfermería donde se comprobó su muerte». El mismo diario El Tarapacá de 25 de Octubre de 1973 afirmó: «Ambos detenidos se declararon de tendencia socialista, afectos al gobierno de la Unidad Popular e incluso el padre Poblete manifestó ser de ideología Marxista» ,información que se contradice con la anterior en el sentido que no habría alcanzado a ser interrogado. Declaraciones múltiples y verosímiles prestadas por testigos presenciales ante esta Comisión, permiten afirmar que el padre Gerardo Poblete no iba esposado en el furgón de carabineros en que fue trasladado y que no cayó al pavimento, al resbalar de la pisadera del mismo vehículo. Por el contrario, llegó al interior del Recinto policial en condiciones físicas normales y allí se le insultó y golpeó de manos y con elementos contundentes, por varios de sus custodios, sostenidamente, hasta darle muerte. Por ello, esta Comisión ha podido formarse convicción que el padre Gerardo Poblete fue víctima de violación de sus derechos humanos por parte de agentes del© Estado, quienes al interior de un Recinto de reclusión lo interrogaron y torturaron hasta poner término a su vida.

 

  • Francisco Antonio Valdebenito Medina, asesinado el 21-10-1973, de la región del Biobío, sin militancia, 19 años de edad.

 

Francisco Antonio Valdebenito Medina murió ese día a las 3:00 horas, en la vía pública, Pasaje 1 de la población Emergencia de Talcahuano, por herida de bala torácico abdominal, anemia aguda, según consigna el Certificado Médico de Defunción suscrito por un médico legista. De acuerdo con declaraciones prestadas por la madre, la noche del 20 de octubre de 1973, su hijo fue detenido en su domicilio de la población Emergencia en Talcahuano, por efectivos de Carabineros, desconociendo las causas de la aprehensión. Al día siguiente, vecinos le informaron que el joven había muerto en manos de sus captores. Ella concurrió, entonces, a la Comisaría de Carabineros «Armando Alarcón del Canto», donde le señalaron que debía dirigirse a la Morgue de Concepción. Efectivamente, en este lugar se encontraban los restos de su hijo. Considerando los antecedentes reunidos y la investigación realizada, el Consejo Superior de esta Corporación llegó a la convicción de que Francisco Antonio Valdebenito Medina fue ejecutado por agentes del Estado al margen de proceso legal. En consecuencia, lo declaró víctima de violación de derechos humanos.

 

  • Iván Nelson Olivares Coronel, asesinado el 21-10-1975, de la región Metropolitana, militante del MIR, 18 años de edad.

 

El 21 de octubre de 1975 fue muerto por miembros de la DINA Iván Nelson OLIVARES CORONEL, estudiante y miembro del MIR. Ese día, en horas de toque de queda, llegaron al domicilio del afectado agentes de esa organización buscándolo. Iván Olivares huyó, refugiándose en el jardín de una casa vecina. Fue encontrado por los agentes quienes le dispararon, lo envolvieron en una sábana y se lo llevaron en una camioneta. Al día siguiente fue remitido su cuerpo al Instituto Médico Legal por los «Servicios de Seguridad del Gobierno». En el protocolo de autopsia se da cuenta de dos heridas a bala. La Comisión llegó a la convicción de que Iván Olivares fue ejecutado por agentes del Estado, en violación de sus derechos humanos.

 

  • Juvenal Vargas Sepúlveda, asesinado el 21-10-1988, de la región del Maule, sin militancia, 34 años de edad.

 

El 21 de octubre de 1988 Juvenal VARGAS SEPULVEDA, de 34 años, Cabo 2º de Carabineros perteneciente a la dotación del Retén Los Queñes, provincia de Curicó, fue muerto en un ataque a su unidad. El día señalado, en horas de la noche, miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) realizaron un ataque al Retén ubicado en la localidad de Los Queñes, comuna de Romeral, Curicó. El afectado, según declaró una testigo presencial, estaba en su domicilio cuando sintió el tiroteo. Salió inmediatamente y cayó muerto en el intercambio de balas cuando trataba de repeler el ataque. Luego de incendiar la unidad policial, el grupo armado realizó actos de propaganda, según indicaron testigos del hecho, que declararon ante la prensa. A consecuencia de los impactos sufridos el afectado falleció poco después, por una anemia aguda provocada por herida a bala abdominal complicada, como indicó el certificado de defunción. Los antecedentes examinados revelan que: – La acción desplegada contra el Retén correspondió a un operativo del Frente destinado a lograr conmoción pública y realizar una demostración de eficacia militar ante el gobierno de la época. La adjudicación del hecho por parte del Frente fue pública, y no desmentida. Existen en esta Comisión antecedentes respecto de miembros del grupo atacante, posteriormente capturados, que permitieron confirmar su autoría; – La acción se desarrolló sorpresivamente, con una clara superioridad numérica y de noche, no habiendo para el afectado posibilidad razonable de salvar con vida del hecho. La Comisión se formó la convicción que el Cabo 2º de Carabineros Juvenal Vargas fue víctima de violación de sus derechos humanos por parte de integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez.